Los 7 errores más comunes de las finanzas en pareja

El padre dijo amén y el “felices para siempre” empezó. Y eso dura hasta la primera pelea. Hasta la primera pelea por dinero.

Incluso parejas que ya viven juntas o ya están casadas por un largo período, pasan por verdaderas batallas intentando poner el orden en las finanzas de la pareja.

En realidad, en un estudio encargado por MarketWatch, fue demostrado que las parejas discuten mucho por dinero, pero no llegan en ninguna parte y siguen discutiendo porque se dejan llevar por el sentimiento y no por la razón. Así que se discute mucho pero no se resuelve nada.

Cuando se está en una pareja, la construcción de un patrimonio se queda relativamente más fácil, si los dos tienen los mismos objetivos y están caminando juntos para eso. Para eso, es necesario algunas reglas y respetar compromisos.

Dos economías son más fuertes que una

Te vamos a ayudar hoy enseñando cuáles son los principales errores en las finanzas en pareja y cómo puedes arreglarlos. Al final, lograrán demostrar realmente que dos economías son más fuertes que una.

1. Mentir acerca de cuánto dinero ganás y / o cuánto debés

Cuando empiezan la vida de dos, lo mejor es olvidarse de todo lo que pasó antes pues ahora empiezan juntos y desde cero.

Para todos los sectores de sus vidas, ese concepto hace todo sentido, pero para el financiero no. Aquí los dos deben ser completamente transparentes respecto a cualquier bagaje financiera que tengan y también lo que pueden aportar para la nueva familia.

No es un escenario de los más románticos, pero es extremadamente necesario. Nadie precisa perfeccionar la imagen que nuestro/a compañero/a tiene de nosotros ocultando deudas contraídas con bancos, instituciones, amigos o hasta familiares.

Cuando estén haciendo el presupuesto, o trazando metas, todo eso tiene que ser llevado en consideración. Si en el medio del camino la verdad viene a tope, la confianza de la pareja es tirada al suelo y cuesta mucho recuperarla.

Lo mismo pasa cuando no somos sinceros en el momento de hablar de los ingresos.

2. Arreglar la vida financiera solo una vez

Después de mucho hablar, finalmente han hecho el presupuesto, definieron las metas y listo. Nunca más miraron el archivo u o hoja.

Así como todas las cosas de la vida, las finanzas también cambian. Una cosa que han puesto como un gasto fijo, ahora perdió su importancia y no lo quieren más, o la compra de un coche o la llegada de un bebé o una mascota lo hizo todo diferente.

Lo que se aconseja es que hagan una revisión y ajuste al menos una vez cada més. Así pueden quedarse motivados porque cada día está más cerca de sus objetivos y pueden ir ajustando el presupuesto de acuerdo con las nuevas circunstancias.

Para que ese acompañamiento realmente ocurra, programen una reunión el horários y días que sean buenos para los dos. La idea es que estén activos con su dinero y no sean solamente reactivos cuando los problemas aparezcan.

3. No tener objetivos en común

Aunque tengan una buena planeación financiera, si no están caminando en la misma dirección, si no tienen los mismos objetivos, la motivación para manejar el dinero también va a ser diferente.

Si además de eso aún cuentan con personalidades distintas, como una pareja hecha de un derrochador y un tacaño, el algún momento esas personalidades chocan y casi nunca eso es bonito.

Los objetivos comunes, como una nueva vivienda, coche o un tan esperado viaje, pueden ayudar a los dos a tener un mejor comportamiento con el dinero y ceñir con el presupuesto.

En Di NO a los Propósitos de Año Nuevo, te ayudamos a desarrollar objetivos y trazar estrategias para lograrlos.

4. No atentarse a los imprevistos económicos

Ahora que son dos, los imprevistos económicos también son dos veces mayores. Preferible que desear lo mejor y enviar pensamientos positivos al universo, es que tomen la planeación en sus manos y prevénganse.

Nunca se sabe cuando una enfermedad, un despido o la avería de un coche pueden pasar y eso puede desestructurar toda la família, aún más si tienen hijos o cualquier otro tipo de dependiente.

El recomendable es que tengan un fondo de emergencia suficiente para cubrir al menos 3 meses de los gastos recurrentes. Con una buena planeación financiera podrán hacerlo sin grandes problemas.

5. Simplemente dividir todo 50 y 50

Al principio parece la dirección más sencilla y lógica para tratar de las finanzas de la pareja: abren una cuenta bancaria en conjunto y cada parte paga mitad de los gastos corrientes comunes.

Si las ganancias de los dos son similares puede ser un buen arreglo, si no, eso puede en realidad tornarse una injusticia para la parte que gane menos.

Por esta razón también, es muy importante que tanto los gastos como los ingresos sean del conocimiento de los dos una vez que una división 60/40 o 70/30 sea la más justa para los dos y elimine así todo y cualquier resentimiento de las partes.

6. Darle a uno el control total del dinero

Solamente uno de los dos se queda responsable por los pagos, inversión y ahorro.

Las decisiones en cuanto al destino del dinero (ahorro, gasto, inversión) deben ser consensuadas por ambos y no debe asumir uno solo el control de la situación.

Así, la responsabilidad es igual para los dos: cuando la cosas salen bien o no cuando sale mal.

7. Infidelidades financieras

La infidelidad financiera pasa cuando un hace un capricho más caro, o simplemente gasta dinero sin que la otra parte sepa.

En el día a día siempre habrá pequeñas infidelidades, pero el problema es cuando si eligen los caprichos en lugar de mantener el objetivo que habían definido juntos. Ahí intenta ocultar el gasto y la situación solamente se queda peor y pero.

El ideal en esas situaciones es que los dos siempre tengan los objetivos en mente y separen un importe a los dos justamente para satisfacer pequeños caprichos y que no coloque en riesgo los objetivos financieros acordados.

Al final del día, no hay fórmula mágica que cualquier pareja puedes utilizar que ya van a estar listos para cualquier problema financiero.

Te traemos los errores más comunes y algunos consejos, pero si estos no funcionan, intente otras soluciones, sean creativos hasta que lleguen a un día a día armonioso y el dinero solamente los traiga alegría y nos más dolores de cabeza o motivo de pelea.

¿No llegaron al final del mes?

No hay problema. Solcredito ayuda solteros o casados.Si es la primera solicitud de ustedes, pueden pedir créditos rápidos hasta

S/ 25 000 sin interés. La respusta demora solo 15 minutos. ¡Soliciten ahora sus créditos rápidos y arreglen las finanzas en pareja!